La suba de alimentos aplasta cada vez más a quienes ganan el mínimo
Fecha: 2024-06-02 08:14:22 AM
Datos del BCP muestran que suba de precios de alimentos está generando cada vez más presión sobre la canasta. El sueldo mínimo sube con la inflación, pero alimentos tienen dinámica superior.

En Paraguay, los trabajadores que ganan el salario mínimo enfrentan actualmente una presión económica sin precedentes, debido al aumento significativo en el precio de los alimentos. Desde 2022, el costo de los productos alimenticios ha incrementado a un ritmo superior al del índice general de precios al consumidor (IPC), exacerbando la carga financiera sobre los hogares con ingresos más bajos.
En 2022, la inflación general en Paraguay alcanzó un 8,1%, según datos del Banco Central del Paraguay (BCP). Sin embargo, el índice de precios de los alimentos superó esta cifra, con un aumento del 9%. Esta diferencia de 0,9 puntos porcentuales ya indicaba una tendencia preocupante para los consumidores, especialmente para aquellos cuyos ingresos se limitan al salario mínimo vigente.

El año 2023 mostró una ligera desaceleración en la inflación general, con el IPC creciendo un 3,7%. Sorprendentemente, el índice de alimentos tuvo un incremento del 3,6%, casi igualando el aumento general. No obstante, este aparente equilibrio no logró aliviar la presión acumulada del año anterior, y los efectos se siguieron sintiendo en los bolsillos de los trabajadores con bajos ingresos.

En lo que va del 2024, la situación se ha deteriorado notablemente. Solo hasta abril, el IPC ha subido un 4%, mientras que el índice de alimentos ha registrado un alarmante incremento del 9%. Esta diferencia de 5 puntos porcentuales destaca una disparidad significativa, que afecta desproporcionadamente a los hogares que dependen del salario base para vivir.

más. Si observamos los aumentos acumulados desde 2022, también se nota una diferencia. Resalta que el IPC se ha incrementado en 13%, mientras que el índice de precios de los alimentos ha subido un 14% (ver los detalles en la infografía). Este incremento continuo en los precios de los alimentos ha erosionado el poder adquisitivo de los trabajadores con salario mínimo, dificultando aún más su capacidad para cubrir las necesidades básicas.

En cuanto a los ajustes salariales, el sueldo mínimo en Paraguay experimentó un aumento del 5,1% entre julio de 2022 y julio de 2023, pasando de 2.550.307 guaraníes a 2.680.373 guaraníes. Aunque este aumento busca compensar la inflación, en la práctica no ha sido suficiente para contrarrestar el incremento en el costo de los alimentos. Para 2024 se prevé otro ajuste del 4%, que nuevamente podría no ser suficiente para aliviar la carga financiera impuesta por los altos precios de los alimentos.

impacto. El aumento desproporcionado en el precio de los alimentos en comparación con la inflación general representa un desafío crítico para los trabajadores de salario mínimo en el país, teniendo en cuenta la elevada preponderancia que tiene este ítem dentro de la canasta de este segmento de la población (alrededor de 300.000 personas, dicen las estadísticas oficiales). Cabe mencionar que la presión de los alimentos en el IPC fue notoria en los últimos años y que particularmente en 2024 se tiene una evidente tendencia alcista de las frutas y verduras, que según informes preliminares del BCP todavía se notó durante mayo.

Se espera el informe del BCP para nuevo ajuste El proceso para el ajuste anual del salario mínimo proseguirá cuando el Banco Central del Paraguay informe sobre la inflación de mayo, dato que se tendrá esta semana. A abril, la inflación acumulada en el año asciende al 2,8%, por encima del 2,5% verificado en el mismo periodo del año 2023, mientras que la inflación de los últimos 12 meses llegó ya a 4%, cifra que es apuntada como el objetivo principal de la banca matriz. El Consejo Nacional de Salarios Mínimos (Conasam) usualmente decide el incremento del sueldo base conforme al dato de inflación interanual del quinto mes del año. La decisión es puesta a consideración del Poder Ejecutivo, que toma la determinación final.

Opinión “En base de la pirámide el golpe es mayor” La economista Martha Coronel resaltó el hecho de que las personas que tienen menores ingresos gastan la mayor parte de su renta en cuestiones básicas, como los alimentos, y que los ajustes van restando capacidad de ahorro o de consumo a los de la base de la pirámide salarial. Sin embargo, también aclaró que un ajuste demasiado elevado del salario base puede tener un efecto negativo en la economía, por lo que habló de siempre buscar equilibrios.

“Aumento no agrada ni a uno ni a otros” El experto en empleos Enrique López Arce señaló que cuando el aumento del salario “no agrada ni a unos ni a otros”, y cuando la mejora de calidad de vida no se logra, existe un problema que debe analizarse. “El problema está en que subimos nominalmente salario a 280.000 personas, pero los productos suben para toda la población, 400.000 no llegan luego al mínimo, la gran mayoría gana entre 1 y 3 salarios mínimos y solo 114.000 ganan más”.

EVOLUCION DEL INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR.jpg

EVOLUCION DEL SALARIO MINIMO.jpg

ultimahora.com



Lo Ultimo