Lo que hay que saber sobre la revolucionaria Inteligencia Artificial
Fecha: 2023-06-04 09:21:10 AM
Última Hora presenta aquí un repaso sobre la Inteligencia Artificial, tecnología que revoluciona el mundo actualmente con herramientas que ya ayudan a mejorar la vida del ser humano, pero que también despiertan enormes preocupaciones entre científicos y expertos quienes reclaman de forma urgente reglamentaciones para delimitar su uso.

Qué es la IA

La Inteligencia Artificial, que dio sus primeros pasos a mediados del siglo pasado, es una rama de la informática que se ocupa de la creación de agentes inteligentes (máquinas, procesadores y software) capaces de razonar, aprender e incluso actuar de forma autónoma.

Campos de aplicación

Aprendizaje automático (Machine learning)

Es un área que permite que los sistemas puedan aprender de los datos sin que estén programados específicamente para ello. Las máquinas que absorben datos pueden utilizarlos para tomar decisiones y realizar predicciones

Procesamiento de lenguaje natural

Es aquella área que se ocupa de la interacción entre las computadoras y el lenguaje humano, conocidas como NLP (Natural Language Processing). Usualmente son programas que generan texto, traducen y responden a preguntas, en la misma forma que hacen los humanos.

Visión artificial

(Computer vision)

Es el campo de la IA que se enfoca en las imágenes digitales y videos. Se utiliza para identificar, gestionar, rastrear y clasificar la información visual.

Robótica

Es el campo que trabaja en el diseño, construcción y operación de robots. Estos son programados para realizar distintos tipos de tareas.

Algunos usos

Asistentes virtuales

Siri o Alexa son algunos de los ejemplos más utilizados en los dispositivos digitales para comprender el lenguaje y responder a preguntas. (puede ir con logo)

Vehículos autónomos

Para navegar por las calles y evitar los obstáculos, estos vehículos utilizan la IA.

Medicina

La IA también se utiliza para ayudar a diagnosticar con mayor precisión las enfermedades.

Finanzas

Se desarrollan sistemas que ya son capaces de realizar acciones en el campo del comercio con mayor efectividad.

¿Sabías que…?

El informático estadounidense John McCarthy (4 de setiembre de 1927 – 24 de octubre de 2011) fue el primero en acuñar el término Inteligencia Artificial en 1955. Es considerado el padre de esta rama de la ciencia a la que ayudó a consolidar como un área de estudio en 1956, cuando organizó el Proyecto de Investigación de Verano de Darmouth.

Pioneros

Alan Turing (1912-1954) - Matemático inglés e informático.

Marvin Minsky (1927-2016) - Científico cognitivo e informático estadounidense.

Allen Newell (1927-1992) - Informático estadounidense.

Herbert A. Simon (1916-2001) - Economista estadounidense e informático.

“Alucinaciones” de la IA, la última gran preocupación

Microsoft y Google, los dos grandes gigantes tecnológicos que compiten en la carrera por ser la compañía referente de los chatbots con IA, han ensayado medidas para intentar evitar la última preocupación que genera la IA: las “alucinaciones”.

Los chatbots de estas compañías a veces dan respuestas bien estructuradas, pero completamente incorrectas –que pueden ir desde un dato erróneo a una perturbadora conversación–, lo que se conoce en la industria de la tecnología como "alucinaciones", y los expertos se enfrentan ahora al reto de erradicarlas. Desde que se popularizó esta tecnología desde noviembre pasado, millones de personas han comenzado a usar a diario estos chats para tareas como escribir un correo electrónico, organizar sus vacaciones, buscar información o aprender sobre temas específicos.

No obstante, la incertidumbre sobre la precisión de sus respuestas genera preocupación tanto en usuarios como en investigadores y empresas que ofrecen estos servicios.

“Nadie debe ser despedido por un algoritmo”

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, defendió esta semana en Berlín el modelo europeo de mercado laboral y alertó también de las consecuencias de la integración de tecnologías de inteligencia artificial (IA) en los departamentos de recursos humanos de ciertas empresas y afirmó que siempre debe mantenerse el “principio fundamental” del “control humano”.

“Todo algoritmo es diseñado por alguien, con un trasfondo y unos sesgos. Todo algoritmo posee sesgos. Por eso, nadie debe ser despedido por un algoritmo, necesitamos reglas”, encareció, y señaló que de acuerdo con una nueva propuesta de la CE, todas las decisiones automatizadas deberán ser revisadas por un trabajador.

Beneficios

ÚH le preguntó a los chatbots de Bard y Bing cuáles eran algunos de los beneficios y peligros de su uso. Estas fueron sus respuestas.

1 - Disminuye el margen de error

La ayuda de la IA disminuye el margen de error de un sinfín de tareas en campos que van desde la medicina hasta el comercio.

2 - Optimiza las tareas

Puede automatizar tareas que realizan humanos, liberando tiempo para que las personas se concentren en la creatividad o estrategia.

3 - Agiliza toma de decisiones

Analiza grandes cantidades de datos, identifica patrones para tomar mejores decisiones (política, comercio, medicina).

4 - Mejora la seguridad

Con ella se pueden desarrollar vehículos, lugares de trabajo y hogares más seguros. Un ejemplo son los vehículos autónomos.

 

Peligros

1 - Pérdida de trabajo

La IA ya se usa para automatizar muchas tareas antes realizadas por humanos. Esto podría llevar a la extensión del desempleo.

2 - Carrera armamentista

Se podría utilizar para desarrollar armas autónomas capaces de matar sin intervención humana. Puede generar carrera armamentista.

3 - Sobrepasar al humano

El avance de la Inteligencia Artificial puede llevar a que los sistemas puedan saber mucho más que cualquier persona.

4 - Pérdida de control

Si la IA se vuelva más poderosa, existe el riesgo de perder el control. La IA podría tomar decisiones dañinas.

 

OMS espera progresos y también teme mal uso

El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, señaló esta semana que la IA está empezando a ser usada ya en el campo sanitario en todo el mundo y con ella pueden lograrse "progresos muy positivos". Sin embargo, también advirtió de sus peligros. "Ya se está usando la IA para detectar indicios de epidemias en el mundo, o para ver cómo responde una población a eventos sanitarios, con el fin de entender mejor sus reacciones", subrayó.

"Es una poderosa herramienta para el futuro de la salud, pero como toda herramienta, en las manos equivocadas, o sin las necesarias regulaciones, puede utilizarse mal, de forma deliberada o involuntaria", advirtió.

Opinión

“El desafío es cómo aprovecharlas para el bien de las personas”

Luca Cernuzzi (*)

Con el término Inteligencia Artificial se denomina al conjunto de tecnologías que sirven para emular características o capacidades típicas del intelecto humano. En particular, nos permite generar modelos predictivos, detectar patrones, clasificar datos e inferir nuevo conocimiento a partir de datos históricos. Es una disciplina que tiene más de 60 años, que ha dado un salto importante en los últimos años con nuevas técnicas (como Deep Learning), y que en este último periodo ha entrado en auge sobre todo por los avances de los Large Language Models (como GPT).

En los últimos años han crecido enormemente las capacidades computacionales y el volumen de datos disponibles, lo cual permite a la inteligencia artificial mejorar sustancialmente la capacidad de aprendizaje. Y así, hoy en día ya estamos inmersos en aplicaciones que usan la inteligencia artificial, por ejemplo, cuando usamos internet o bien un sistema de ubicación (como Maps o Waze). Además van creciendo aplicaciones en áreas como la salud/medicina o el transporte, incluyendo mayor seguridad y vehículos autónomos.

Con seguridad esto implica ya un cambio relevante en ámbitos de educación formal, sobre todo cuando la enseñanza tiende a limitarse a una transmisión de información.

La promesa positiva es mejorar la calidad de vida de las personas, por ejemplo, facilitando el acceso a información relevante, automatizando servicios y devolviendo más tiempo a las personas.

Como toda tecnología, lo fundamental es para qué fin se utiliza. En cuanto al uso de información personal y temas de privacidad ya existen en varios países regulaciones consolidadas que pueden enseñarnos el camino. Además, en áreas críticas para el bienestar social, el uso de la inteligencia artificial implica desafíos éticos relevantes. Por ejemplo, como ya tiende a acontecer en países con un mayor desarrollo relativo, en el caso de un sistema de inteligencia artificial que reemplace al médico en el diagnóstico y en recetar el tratamiento, si el paciente empeora su situación de salud ¿de quién es la responsabilidad? O bien ¿qué pasa si un vehículo autónomo provoca un accidente con personas heridas?

Siendo que las áreas de aplicación van creciendo cada día, cierto nivel de regulación se va imponiendo, aunque será un proceso paulatino y que iremos aprendiendo cuáles son los aspectos que requieren ser regulados.

También en Paraguay van creciendo aplicaciones específicas de la inteligencia artificial en diversas áreas incluyendo la medicina. Por ejemplo, en un proyecto de investigación en época de pandemia, estuvimos utilizando técnicas de inteligencia artificial para priorizar el reposicionamiento de medicamentos contra el SARS-CoV-2 (COVID-19).

El ser humano es lo más valioso que existe y cualquier esfuerzo por tratar de mejorar su calidad de vida, incluyendo la posibilidad de una mejor salud, es pertinente y necesario.

Las posibilidades que ofrecen las tecnologías actuales, incluyendo la Inteligencia Artificial, están creciendo enormemente; ¡el gran desafío es cómo podemos aprovecharlas para el bien de las personas.

(*) Luca Cernuzzi es doctor (PhD) en Ingeniería (Universidad de Modena y Reggio Emilia – Italia, 2007).

Desde 2009 hasta 2020 ha sido decano de la Facultad de Ciencias y Tecnología de Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción – UC (Paraguay).

Es Investigador Nivel III del PRONII - CONACYT.

Sus actuales áreas de interés incluyen Informática Social e Ingeniería de Software.



Lo Ultimo